Aplicación y desarrollo de telas no tejidas

¿Qué es la tela no tejida?

La tela no tejida , también conocida como no tejido, es un tipo de tejido formado sin necesidad de los procesos tradicionales de hilado y tejido. A diferencia de los textiles convencionales elaborados mediante entrelazado de hilos, se produce a partir de láminas de fibra mediante métodos de procesamiento químico, mecánico, térmico o húmedo, fabricando directamente fibras cortas o filamentos utilizando técnicas y equipos especializados.

Origen y desarrollo de la tela no tejida

Las telas no tejidas se originaron a mediados del siglo XX, cuando sus materiales de producción se basaban principalmente en restos de fábricas textiles y materias primas de baja calidad, como fibras regeneradas. Los productos eran en su mayoría bloques gruesos y voluminosos utilizados para fines limitados, principalmente como sustitutos de textiles en aplicaciones de gama baja.

En la década de 1960, las telas no tejidas comenzaron a ingresar al campo médico, particularmente en quirófanos y productos sanitarios, lo que impulsó aún más su uso generalizado en las industrias médica y de higiene.

Durante la década de 1970, la industria de telas no tejidas se expandió a otros sectores como artículos para el hogar, interiores de automóviles y materiales de filtración.

En la década de 1980, hubo un aumento gradual en la demanda del mercado de telas no tejidas, acompañado de mejoras en la tecnología de producción. La industria pasó del procesamiento húmedo tradicional al procesamiento en seco, mejorando la eficiencia de la producción y la calidad del producto.

En la década de 1990, el mercado de telas no tejidas continuó expandiéndose y desarrollándose. Con los avances tecnológicos y las cambiantes demandas del mercado, la variedad y aplicaciones de las telas no tejidas continuaron expandiéndose e innovando.

Hoy en día, los tejidos no tejidos se han convertido en una parte indispensable de la industria textil. Su excelente rendimiento y su amplia gama de aplicaciones ofrecen amplias perspectivas de desarrollo en el mercado. Por ejemplo, la tela fundida, como material central para las máscaras protectoras médicas, jugó un papel crucial durante la pandemia, ampliando aún más el alcance de aplicación de la tela no tejida.

Global Nonwoven Market Value
El valor del mercado mundial de telas no tejidas

Características y ventajas de la tela no tejida

Características:
  • Material y estructura: La tela no tejida se compone de fibras unidas directamente mediante métodos físicos, sin hilos de urdimbre ni de trama, lo que la hace conveniente para cortar y coser. Tiene grandes espacios de fibras y una estructura porosa, lo que le confiere una excelente transpirabilidad.
  • Materia prima y textura: La principal materia prima para la producción de telas no tejidas es la resina de polipropileno, lo que la hace liviana con una textura esponjosa y una sensación agradable al tacto. Además, tiene una suavidad moderada, brindando comodidad.
  • Impermeable y repelente al agua: el polipropileno no absorbe el agua, lo que hace que los productos de tela no tejida sean repelentes al agua y fáciles de mantener secos.
  • Resistencia y direccionalidad: Los productos fabricados con telas no tejidas tienen resistencia no direccional, con resistencia similar tanto en la dirección longitudinal como en la transversal.
Ventajas:
  • Respetuoso con el medio ambiente y reutilización: la tela no tejida es un producto ecológico, no peligroso, no tóxico, inodoro y no irritante para la piel. Puede reciclarse y reutilizarse, alineándose con los principios medioambientales.
  • Resistencia a los antimicrobianos y a la corrosión: el polipropileno es un material químicamente inerte que es resistente al daño de los insectos y puede aislar bacterias e insectos de líquidos corrosivos, lo que lo hace antimicrobiano y resistente a la corrosión alcalina.
  • Resistencia al agua y a la humedad: Debido a la excelente resistencia al calor, a la corrosión y a los productos químicos del polipropileno, la tela no tejida exhibe excelentes propiedades de resistencia al agua y a la humedad, protegiendo eficazmente los productos empaquetados.
  • Amplia aplicabilidad: la tela no tejida se usa ampliamente en diversos campos, como el médico, la confección y los materiales de relleno. Sus diversas propiedades y ventajas le permiten satisfacer las necesidades de diferentes industrias.

El papel de las telas no tejidas en la industria textil

La aparición de los tejidos no tejidos ha revolucionado los principios textiles tradicionales. Con su corto flujo de procesamiento, rápida velocidad de producción, alto rendimiento, bajo costo y aplicaciones versátiles, rápidamente ha ganado un uso generalizado en la industria textil. Puede usarse no solo para producir diversos artículos para el hogar, como bolsas de compras, sábanas y cortinas, sino que también encuentra aplicaciones en los campos médico, de higiene, agrícola y otros, atendiendo a las diversas necesidades de diferentes industrias.

La tela no tejida, con su excelente rendimiento y diversas variedades, se ha ganado el favor del mercado. Sus características como resistencia a la humedad, transpirabilidad, flexibilidad, peso ligero y degradabilidad le confieren ventajas únicas en la industria textil. Además, la tela no tejida es altamente personalizable, lo que permite una producción personalizada según requisitos específicos, satisfaciendo así las diversas demandas del mercado.

La importancia de los tejidos no tejidos en la industria textil está aumentando. Cada vez más consumidores prestan atención al desempeño ambiental de los productos, y la tela no tejida, como material ecológico con características de reciclabilidad y degradabilidad, se alinea con el concepto moderno de desarrollo sostenible. Por lo tanto, la cuota de mercado de los tejidos no tejidos en la industria textil está en continua expansión.

Principio de producción y proceso de telas no tejidas.

Principio de producción:

El principio de producción de telas no tejidas se basa en la unión directa de fibras, en lugar de los procesos tradicionales de hilado y tejido. Utiliza métodos físicos, químicos o mecánicos para disponer fibras o filamentos de manera direccional o aleatoria, formando una estructura de red fibrosa. Luego, esta estructura se refuerza mediante diversos medios para crear un material similar a una tela con cierto grado de resistencia y estabilidad.

Flujo del proceso:
  1. Preparación de las fibras: En primer lugar se seleccionan las materias primas de fibras adecuadas, como fibras de poliéster o fibras de polipropileno. Estas fibras se someten a pasos de preprocesamiento como limpieza, secado y corte para garantizar su calidad e idoneidad.

  2. Formación de la red de fibras: Las fibras procesadas luego se forman en una red fibrosa utilizando métodos mecánicos o de colocación de aire. Este proceso puede incluir cardado, tendido y otros pasos para asegurar una distribución y orientación uniformes de las fibras en la red.

  3. Consolidación de la red: después de la formación de la red fibrosa, es necesario consolidarla para mejorar su resistencia y estabilidad. Los métodos de consolidación incluyen unión térmica, unión química, punzonado con aguja o hidroenredado. Estos métodos entrelazan y fijan las fibras en la red, formando una tela no tejida con cierto espesor y densidad.

  4. Postratamiento: La tela no tejida consolidada puede someterse a pasos de postratamiento adicionales, como secado, conformación, corte y embalaje. Estos pasos ayudan a mejorar aún más el rendimiento y la calidad de la apariencia de la tela no tejida y a cumplir con los requisitos de aplicación específicos.

Preparación y procesamiento de fibras

Preparación y procesamiento de fibras

Preparación de fibra:

  • Selección de materias primas de fibra: La elección de las materias primas de fibra es crucial para la calidad de la tela no tejida. Las materias primas de fibras comunes incluyen fibras naturales (como algodón, lana, lino, seda, etc.) y fibras sintéticas (como fibras de poliéster, fibras de poliamida, fibras acrílicas, etc.). Las materias primas de fibra adecuadas se seleccionan en función del uso previsto y los requisitos de la tela no tejida.
  • Preprocesamiento: antes de su posterior procesamiento, las materias primas de fibra generalmente se someten a pasos de preprocesamiento, como limpieza, secado y corte para eliminar impurezas, ajustar la longitud de la fibra y garantizar la calidad de la fibra.
Procesamiento de fibra:
  • Apertura de fibras: El propósito de la apertura de fibras es dispersar y aflojar las fibras para la posterior formación de la red de fibras. Esto generalmente se logra mediante métodos mecánicos o químicos para garantizar que las fibras estén sueltas y distribuidas uniformemente por toda la estructura de la red.
  • Fiberización: La fibración implica una serie de pasos de procesamiento para transformar las materias primas de las fibras en fibras hilables. Esto incluye abrir, limpiar, mezclar, teñir, clasificar y otros pasos. La apertura es un paso crítico en la fibrización, ya que separa las fibras del material para su posterior procesamiento.
  • Estiramiento de fibra: después de la fibración, el material de fibra ingresa a las máquinas de estiramiento de fibra para su posterior procesamiento. Este paso implica estirar, torcer, fijar con calor y otros tratamientos para mejorar las propiedades físicas de las fibras. Además, la superficie de la fibra puede someterse a recubrimiento, prensado y otros tratamientos para mejorar su suavidad y finura.

Técnicas y equipos de formación de redes de fibra.

  • Tecnología de formación de redes mecánicas: esta técnica implica el uso de fuerza mecánica para estirar, extender y entrelazar materiales de fibra en una estructura similar a una red. Normalmente se utilizan equipos como máquinas cardadoras y máquinas tendidoras de banda. Las fibras se cardan y se colocan uniformemente sobre una cinta para formar una red fibrosa con cierta densidad y uniformidad.

  • Tecnología de formación de red tendido por aire: esta técnica utiliza el flujo de aire para suspender y transportar materiales de fibra al área de formación de la red, donde las fibras se entrelazan en una estructura de red bajo la acción del flujo de aire. Las máquinas tendido por aire se utilizan comúnmente para producir productos de telas no tejidas suaves y esponjosas.

  • Tecnología de formación de redes de punzonado con agujas: esta técnica implica perforar la red fibrosa con un dispositivo de punzonado con agujas especialmente diseñado, lo que hace que las fibras se entrelacen y formen una estructura de red. El punzonado con aguja mejora la resistencia y la estabilidad de las telas no tejidas y se utiliza a menudo para producir productos más gruesos y densos.

  • Tecnología de formación de redes por hidroenredado (chorro de agua): en esta técnica, se utilizan chorros de agua a alta presión para rociar la red fibrosa, lo que hace que las fibras se reorganicen y se entrelacen bajo la acción hidráulica, solidificándose en la tela. El hidroentrelazado ofrece una velocidad de producción rápida, produce productos sin aglutinantes químicos, consume menos energía y tiene un flujo de procesamiento corto. Por lo tanto, se usa ampliamente en materiales de embalaje, materiales de filtración, materiales de higiene médica y otros campos.

  • Tecnología de formación de redes de unión térmica: esta técnica utiliza las características de los materiales poliméricos termoplásticos. Cuando se calientan, algunas fibras o polvos termofusibles se ablandan y se derriten, lo que hace que las fibras se unan. Después del enfriamiento, la red se refuerza, formando materiales no tejidos unidos térmicamente. La unión térmica es adecuada para producir productos de telas no tejidas con alta resistencia y estabilidad, como geotextiles y materiales para interiores de automóviles.

Métodos de adhesivo y refuerzo.

  1. Sellado térmico: este método implica calentar y aplicar presión para derretir y unir dos capas de materiales de tela no tejida. Antes de sellar, es necesario limpiar las superficies de los materiales para garantizar una unión fuerte. La presión y la temperatura utilizadas en el termosellado deben ajustarse según el tipo y grosor de los materiales de tela no tejida.

  2. Unión adhesiva: este método implica el uso de un adhesivo especial para unir dos capas de materiales de tela no tejida. Este método es simple y conveniente de realizar. Sin embargo, al seleccionar adhesivos, es importante elegir adhesivos poco volátiles y resistentes a ácidos y álcalis para evitar el uso de sustancias nocivas.

  3. Costura: este método consiste en unir dos capas de materiales de tela no tejida utilizando agujas e hilos. Este método proporciona un alto nivel de resistencia y es particularmente adecuado para conectar materiales textiles no tejidos más gruesos. Al coser, se debe prestar atención al patrón de puntada, la longitud y el material del hilo para garantizar una conexión fuerte y estéticamente agradable.

 

Clasificación de telas no tejidas

Según los procesos de producción, los tejidos no tejidos se pueden clasificar en los siguientes tipos:

  1. Tela no tejida hidroentrelazada: se utilizan chorros de agua finos a alta presión para rociar la red de fibras, lo que hace que las fibras se entrelacen y solidifiquen, proporcionando a la tela un cierto nivel de resistencia.

  2. Tela no tejida unida térmicamente: la red fibrosa se refuerza agregando materiales de unión termoplásticos fibrosos o en polvo y luego se funde con calor y se enfría para solidificarse en la tela.

  3. Tela no tejida colocada al aire: También conocida como papel libre de polvo o tela no tejida de papel colocada en seco.

  4. Tela no tejida depositada en húmedo: las materias primas de fibra colocadas en un medio acuoso se abren en fibras individuales, luego se forman en una red en estado húmedo y se solidifican aún más hasta formar una tela.

  5. Tela no tejida Spunbond: la red fibrosa se somete a métodos de autoadhesión, unión térmica, unión química o refuerzo mecánico para transformarse en tela no tejida.

  6. Tela no tejida perforada: la red fibrosa suelta se refuerza en la tela mediante la acción perforante de las agujas.

Según las aplicaciones, los tejidos no tejidos se pueden clasificar en las siguientes categorías:

  1. Productos Médicos y de Higiene: Como batas quirúrgicas, gorros, mascarillas; sábanas de hospital, fundas de almohada; servilletas sanitarias; pañales, compresas para la incontinencia; ropa interior desechable, etc.

  2. Prendas de vestir y calzado: Como entretelas, hombreras; ropa de trabajo, ropa antipolvo, acolchados aislantes térmicos, ropa infantil, ante sintético, piel sintética, plantillas de zapatos, etc.

  3. Decoración del hogar: Como alfombras, revestimientos de paredes; bolsas para la compra, telas para tapizar sofás, colchas, sábanas, cortinas, etc.

  4. Tejidos industriales: como separadores de baterías, materiales de filtración, paños de pulido, tejidos de aislamiento eléctrico, revestimientos de puertas de automóviles, fieltros de aislamiento acústico, almohadillas de aislamiento térmico, diversos paños de limpieza industriales, etc.

Rendimiento y aplicaciones de telas no tejidas

Actuación:

  • Ligero: La tela no tejida, hecha principalmente de resina de polipropileno, tiene una gravedad específica de sólo 0,9, que es tres quintas partes de la del algodón. Es esponjoso y se siente bien en la mano.
  • Suavidad: Compuesta de fibras finas y formada por fusión y unión térmica, la tela no tejida tiene una suavidad moderada y proporciona una sensación de comodidad.
  • Repelente al agua y transpirable: la tela no tejida no absorbe agua y tiene cero contenido de humedad. El producto terminado presenta una excelente repelencia al agua y, debido a su estructura porosa compuesta 100% de fibras, tiene buena transpirabilidad, manteniendo seca la superficie del tejido.
  • Respetuoso con el medio ambiente y no tóxico: los productos fabricados con telas no tejidas utilizan materias primas de grado FDA, lo que garantiza que no sean tóxicos, inodoros ni irritantes para la piel, lo que los hace seguros y convenientes.

Aplicaciones:

  • Campo médico y de higiene: las telas no tejidas encuentran amplias aplicaciones en el campo médico y de higiene, como batas quirúrgicas, ropa protectora, envolturas desinfectantes, mascarillas, pañales y toallas sanitarias. Sus características no tóxicas y no irritantes lo hacen especialmente adecuado para suministros médicos.
  • Decoración del hogar: La tela no tejida también se puede utilizar para la decoración del hogar, como revestimientos de paredes, manteles, sábanas y colchas, aportando una sensación de confort al ambiente del hogar debido a su suavidad y transpirabilidad.
  • Prendas de vestir: En la industria de la confección, las telas no tejidas se utilizan comúnmente como forros, entretelas adhesivas, acolchados, algodón moldeador, diversos sustratos de cuero sintético, etc. Sus características livianas y suaves hacen que la ropa sea más liviana y cómoda.
  • Aplicaciones industriales: En la industria, las telas no tejidas se utilizan como materiales de filtración, materiales aislantes, bolsas de embalaje de cemento, geotextiles, telas para envolver, etc. Su resistencia a la humedad y retardo de llama hacen que las telas no tejidas sean irremplazables en el campo industrial.
  • Agricultura: En la agricultura, las telas no tejidas se utilizan para la protección de cultivos, el cultivo de plántulas, telas de riego, cortinas de aislamiento térmico, etc., proporcionando un entorno de crecimiento favorable para los cultivos.

Además, la tela no tejida se usa ampliamente en otros campos, como el algodón espacial, materiales de aislamiento térmico y acústico, almohadillas absorbentes de aceite, puntas de filtro de cigarrillos, sobres de bolsitas de té, etc. Con la creciente preocupación por la salud y el medio ambiente, la aplicación de telas no tejidas El tejido en los campos de bienes de consumo, muebles, agricultura y protección del medio ambiente se está expandiendo gradualmente. Con su excelente rendimiento y amplia gama de aplicaciones, la tela no tejida se ha convertido en una parte indispensable de la vida moderna. Además, con los continuos avances tecnológicos y los mercados en expansión, las perspectivas futuras de las aplicaciones de telas no tejidas serán aún más amplias.

La situación actual y las perspectivas del mercado de telas no tejidas.

Situación actual:

  1. Intensa competencia en el mercado: El mercado de telas no tejidas enfrenta una competencia feroz con un grado significativo de homogeneización del producto. La aplicación generalizada de telas no tejidas en campos como la higiene médica, la decoración del hogar, la confección y la industria ha intensificado la competencia en el mercado.
  2. Nivel de tecnología y calidad del producto: Actualmente, la tecnología de producción de telas no tejidas de poliéster está rezagada, lo que genera una cierta brecha con los niveles extranjeros avanzados. Esta situación genera fluctuaciones en la calidad del producto, afectando la competitividad del mercado. Sin embargo, con los avances tecnológicos, se espera que la tecnología de producción de telas no tejidas de poliéster mejore gradualmente, lo que conducirá a mejoras estables en la calidad del producto.
  3. Inversión en materias primas y equipos: la principal materia prima para las telas no tejidas es el polipropileno, y sus fluctuaciones de precios impactan directamente el precio de las telas no tejidas. Además, las diferencias en los equipos de producción también afectan la calidad de la tela no tejida. Las variaciones en equipos e inversiones tecnológicas dan como resultado diferencias en las telas no tejidas con respecto a la resistencia a la tracción, las técnicas de tratamiento de la superficie, la uniformidad y la sensación al tacto.

Perspectivas:

  1. Desarrollo impulsado por la innovación tecnológica: con el progreso tecnológico, la tecnología de producción de telas no tejidas continuará avanzando, lo que conducirá a una mejor calidad del producto y una mayor competitividad en el mercado.
  2. Aumento de la conciencia medioambiental: la demanda de telas no tejidas como material ecológico aumentará con la creciente conciencia medioambiental. Su capacidad para reciclarse y reutilizarse sin generar residuos textiles se alinea con los requisitos medioambientales, ofreciendo así amplias perspectivas de mercado.
  3. Demandas de aplicaciones diversas: las telas no tejidas encuentran amplias aplicaciones no solo en campos tradicionales como la higiene médica y la decoración del hogar, sino también en prendas de vestir, industria, agricultura y otras áreas. En particular, con el desarrollo de sectores como hotelería, turismo y cocinas, la aplicación de toallas y otros productos de tela no tejida se está generalizando cada vez más.

El papel de los tejidos no tejidos en la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible

La tela no tejida posee características como resistencia a la humedad, transpirabilidad, flexibilidad, ligereza, retardo de llama, no toxicidad, asequibilidad y reciclabilidad, lo que la hace ampliamente aplicable en diversos campos.

La reciclabilidad de las telas no tejidas reduce significativamente el desperdicio de productos desechables, lo que impacta positivamente los esfuerzos de conservación del medio ambiente. Además, la tela no tejida se descompone relativamente rápido, lo que produce un impacto ambiental mínimo. Durante el proceso de fabricación, las telas no tejidas suelen utilizar materiales químicamente inertes, lo que reduce la liberación de gases o contaminantes nocivos y disminuye la contaminación ambiental.

Los productos de telas no tejidas están fabricados con materiales biodegradables, lo que les permite degradarse rápidamente después de su uso, lo que reduce aún más su impacto ambiental y se alinea con los principios del desarrollo sostenible.

Preguntas frecuentes sobre telas no tejidas

La tela no tejida es un tipo de lámina de fibra producida mediante métodos de procesamiento químico, mecánico, térmico o húmedo. A diferencia de los textiles tradicionales, que se tejen a partir de hilos, las telas no tejidas se fabrican directamente a partir de fibras cortas o filamentos mediante procesos y equipos especializados. Estas fibras pueden ser sintéticas o naturales, como poliéster, polipropileno, nailon, entre otras. La tela no tejida se caracteriza por su excelente absorción de agua, transpirabilidad, suavidad, durabilidad y resistencia a la corrosión química.

Tela médica y de higiene: la tela no tejida es cómoda, segura e higiénica de usar. Puede prevenir y controlar eficazmente las bacterias y las infecciones cruzadas nosocomiales, proporcionando una garantía segura para entornos médicos. Se utiliza para fabricar batas quirúrgicas, ropa protectora, envolturas desinfectantes, mascarillas, pañales y toallas sanitarias para mujeres.

Tela para decoración del hogar: la tela no tejida es flexible, liviana y puede usarse como revestimiento de paredes, manteles, sábanas y cubrecamas.

Tela de ropa: Se utiliza como entretela, relleno, algodón moldeador y diversos sustratos de cuero sintético.

Tela industrial: La tela no tejida es resistente a la humedad y retardante de llama, lo que la hace adecuada para su uso como materiales filtrantes, materiales aislantes, bolsas de embalaje de cemento, geotextiles y telas de cobertura.

Tela agrícola: La tela no tejida es cómoda de manejar, más liviana y proporciona un mejor aislamiento. Es adecuado para su uso como material de protección de cultivos, incluidas cubiertas protectoras, esteras para plántulas, telas de riego y cortinas térmicas.

La tela no tejida tiene varias ventajas, entre ellas, ser liviana, suave, transpirable, respetuosa con el medio ambiente, no tóxica, fuerte, resistente a la abrasión, antimicrobiana, resistente a agentes químicos, fácil de procesar, resistente a la humedad, ignífuga, de bajo costo y reciclable.

Material y estructura: La tela no tejida se fabrica principalmente a partir de fibras cortas o filamentos largos utilizando técnicas como cardado, formación de redes y moldeado, siendo su componente principal las fibras que forman una estructura de red. Por el contrario, los textiles tradicionales se tejen o tejen principalmente a partir de fibras naturales o químicas, formando una estructura geométrica regular con hilos o filamentos.

Rendimiento y aplicaciones: La tela no tejida se usa comúnmente en diversos campos, como los sectores médico, de higiene, industrial y agrícola, incluidos apósitos médicos, productos sanitarios, materiales de insonorización y aislamiento térmico, materiales de embalaje, etc. Los textiles tradicionales, por otro lado, son valorados por su buena transpirabilidad, absorción de humedad y comodidad, y se utilizan principalmente en la producción de ropa, textiles para el hogar, cortinas, etc.

Proceso de producción: La tela no tejida rompe con los principios textiles tradicionales y adopta tecnología no tejida, lo que resulta en un proceso de producción más corto, tasas de producción más rápidas, mayores rendimientos y menores costos. Los textiles tradicionales se basan en herramientas y técnicas manuales como ruecas, telares, etc., con procesos complejos que incluyen hilado, tejido, teñido, bordado, etc.

1. Pretratamiento: Las materias primas se someten a procesos como lavado y molienda para eliminar impurezas y contaminantes, asegurando la pureza y calidad de las fibras.
2. Mezclado y combinación: Se mezclan diferentes tipos de fibras para formar mezclas de fibras. Las proporciones de diferentes tipos de fibras se pueden ajustar según los requisitos para lograr las propiedades físicas y químicas deseadas.
3. Formación de la red: La mezcla de fibras se procesa mediante cardado y tendido de red para formar una red de fibra. El cardado alinea las fibras mientras que la colocación de la red forma una estructura similar a una red.
4. Consolidación: La red de fibra se consolida mediante diversos métodos, como unión térmica, unión química o consolidación mecánica, impartiendo un cierto nivel de resistencia y estabilidad a la tela no tejida.
5. Postratamiento: La tela no tejida puede someterse a procesos de postratamiento, como recubrimiento e impresión, según los requisitos para mejorar la funcionalidad y apariencia del producto.

Proceso de producción

Los equipos de tratamiento de aguas residuales eliminan eficazmente las sustancias nocivas de las aguas residuales, reduciendo su impacto en el medio ambiente.
Los equipos de control de la contaminación del aire eliminan las partículas y los compuestos orgánicos de los gases de escape, evitando daños al medio ambiente y la salud humana.
Los desechos peligrosos, como los lodos del tratamiento de aguas residuales y el polvo del control de la contaminación del aire, deben clasificarse, almacenarse, transportarse y eliminarse de acuerdo con las regulaciones locales para garantizar la seguridad y la protección del medio ambiente.

Reciclaje y Reutilización
Los tejidos no tejidos, debido a su valor reciclable, deben desecharse en contenedores de reciclaje o ser manipulados por empresas especializadas en gestión de residuos.
La tela no tejida reciclada puede someterse a procesos como limpieza, trituración y regeneración para producir nuevos productos de tela no tejida, como toallitas de limpieza y materiales aislantes, reduciendo así la demanda de materias primas y disminuyendo el consumo de recursos.

La tela no tejida se puede reciclar y reutilizar. Mediante un procesamiento y tratamiento adecuados, la tela no tejida se puede regenerar en nuevos productos de tela no tejida u otros materiales valiosos. Este proceso de reciclaje no sólo ayuda a reducir la acumulación de residuos sino que también reduce la demanda de nuevas materias primas, conservando así energía y reduciendo la contaminación ambiental.

1. Máscaras médicas: La tela no tejida es el material principal utilizado en la fabricación de máscaras médicas. Su estructura de fibra fina y su excelente transpirabilidad bloquean eficazmente la propagación de microorganismos y partículas, brindando protección a pacientes y trabajadores de la salud. Las mascarillas requieren suavidad, una transpirabilidad excepcional y la capacidad de bloquear y filtrar bacterias y polvo para prevenir infecciones cruzadas.

2. Batas y gorros quirúrgicos: La tela no tejida se usa comúnmente en la fabricación de batas y gorros quirúrgicos debido a su resistencia a altas temperaturas, buena resistencia química, excelente transpirabilidad y suavidad. Puede prevenir la propagación de microorganismos, proporcionando un ambiente seguro durante los procedimientos quirúrgicos.

3. Apósitos y vendajes médicos: La tela no tejida se puede utilizar para producir diversos apósitos médicos, como vendajes adhesivos y vendajes. Estos apósitos no sólo son suaves y cómodos sino que también tienen buena transpirabilidad y absorción de humedad, lo que facilita la cicatrización y recuperación de las heridas.

4. Compresas y toallas sanitarias para lactancia: Las telas no tejidas también se utilizan con frecuencia para fabricar toallas sanitarias y toallas sanitarias como productos de higiene desechables. Su suavidad, absorción de humedad y transpirabilidad hacen que estos productos sean más cómodos de usar, cumpliendo con los altos requisitos de higiene y limpieza en el campo médico.

5. Sábanas de hospital y batas de aislamiento: La tela no tejida también se puede utilizar para fabricar sábanas de hospital y batas de aislamiento, lo que ayuda a prevenir infecciones cruzadas y a mantener un entorno médico limpio.

La tela no tejida se usa comúnmente en la producción de diversos artículos de decoración del hogar, como papel tapiz, sábanas, cobertores y manteles. Estos productos no sólo son visualmente atractivos sino que también poseen características como suavidad, transpirabilidad y ligereza, lo que hace que el ambiente hogareño sea más cómodo y agradable.

La tela no tejida también encuentra una amplia aplicación en la fabricación de cortinas. Debido a sus excelentes propiedades de transmisión de luz y protección de la privacidad, las cortinas de tela no tejida pueden garantizar una iluminación interior suficiente y al mismo tiempo bloquear eficazmente las vistas externas, proporcionando una sensación de privacidad en el hogar.

Además, las telas no tejidas se utilizan a menudo en la producción de diversos materiales de insonorización. Su estructura de fibra única y su excelente rendimiento de absorción de sonido hacen que la tela no tejida sea una opción ideal para la insonorización del hogar, ayudando a reducir las molestias acústicas y mejorar la calidad de vida.

En la producción de accesorios de baño también los tejidos no tejidos se desempeñan admirablemente. Por ejemplo, se puede utilizar para fabricar toallas, toallas de baño y otros productos de baño, apreciados por los consumidores por su excelente absorción de humedad, suavidad y comodidad.

La tela no tejida también se aplica en respaldos de alfombras y materiales de cuero sintético, brindando un fuerte apoyo a la diversidad y funcionalidad de los productos para el hogar.

1. Filtración e insonorización: La tela no tejida se usa ampliamente en los filtros y materiales de insonorización de las cabinas de los automóviles. Filtra eficazmente el aire, eliminando impurezas y olores, para proporcionar un ambiente interior fresco. Además, sus excelentes propiedades de insonorización reducen la transmisión de ruido, mejorando el confort de los pasajeros durante el viaje.

2. Materiales interiores: La tela no tejida también se usa comúnmente en la producción de componentes interiores de automóviles, como asientos, alfombras y techos interiores. Sus características suaves y transpirables hacen que los asientos y el interior sean más cómodos, mejorando la experiencia general de conducción. Además, la tela no tejida tiene una buena absorción de humedad, lo que ayuda a absorber la humedad dentro del vehículo y a mantener un ambiente interior seco.

3. Refuerzo y resistencia al desgaste: En la fabricación de automóviles, la tela no tejida se utiliza a menudo como material de refuerzo para esqueletos de láminas de caucho o se combina con caucho para producir componentes como sellos y anillos de conexión de la columna de dirección. Esta aplicación mejora significativamente la resistencia, la resistencia al desgaste y la flexibilidad de los componentes, extendiendo así su vida útil.

4. Alternativas ambientales: Debido a sus características respetuosas con el medio ambiente, las telas no tejidas están reemplazando gradualmente algunos materiales tradicionales de fabricación de automóviles, como los productos de espuma. Esto ayuda a reducir el impacto ambiental de los procesos de fabricación de automóviles y promueve el desarrollo sostenible de la industria automotriz.

5. Reducción de costos: con la introducción continua de nuevos tipos de telas no tejidas para automóviles, los fabricantes de automóviles están explorando el uso de estos productos para reemplazar materiales más caros, como los asientos de cuero. Esto no sólo reduce los costos de fabricación sino que también satisface la demanda de los consumidores de productos automotrices de bajo costo y alto rendimiento.

Las perspectivas del mercado de telas no tejidas presentan una tendencia positiva y amplia. El mercado mundial de telas no tejidas ha experimentado un crecimiento constante en los últimos años.

La innovación tecnológica ha aportado un mayor rendimiento y áreas de aplicación más amplias para los productos de telas no tejidas, mientras que la creciente conciencia ambiental ha impulsado la demanda de los consumidores de productos de telas no tejidas amigables con el medio ambiente. Además, la aparición de nuevos mercados ha traído nuevas oportunidades de crecimiento para el mercado de telas no tejidas.

La aplicación de telas no tejidas en el campo médico es particularmente destacada, como en batas quirúrgicas, mascarillas y ropa de cama médica, cumpliendo con los altos requisitos de higiene de la industria médica con sus propiedades antimicrobianas, antibacterianas y transpirables.

En el sector del hogar, el tejido no tejido es muy utilizado en la fabricación de muebles y ropa de cama debido a su comodidad y durabilidad. Además, las telas no tejidas desempeñan un papel importante en la agricultura, como en las películas agrícolas, que pueden suprimir el crecimiento de malezas y regular los entornos de cultivo.

Con la creciente demanda de materiales respetuosos con el medio ambiente, la demanda del mercado de telas no tejidas como material sostenible seguirá creciendo. Los principales fabricantes de telas no tejidas deberían monitorear de cerca las tendencias del mercado, aumentar la innovación tecnológica y mejorar los esfuerzos de creación de marca para captar una mayor participación de mercado y lograr un mejor desarrollo.

1. Costos de materias primas: La principal materia prima de las telas no tejidas es la fibra, incluidas las fibras naturales y químicas. Las fluctuaciones en los precios de las materias primas afectan directamente el costo de producción de los tejidos no tejidos, influyendo así en su precio de mercado.
2. Inversión en equipos de producción: La calidad y el rendimiento de las telas no tejidas producidas por diferentes modelos y calidades de los equipos de producción varían, lo que también afecta el precio de las telas no tejidas. Los equipos de producción avanzados a menudo producen telas no tejidas más eficientes y de mayor calidad, pero el costo del equipo es relativamente alto.
3. Oferta y demanda del mercado: La situación de la oferta y la demanda en el mercado de telas no tejidas es un factor crucial que determina su precio. Cuando la demanda supera la oferta, los precios tienden a subir; por el contrario, cuando hay exceso de oferta, los precios pueden bajar.
4. Estándares y certificaciones ambientales: Con la creciente conciencia ambiental, los productos de telas no tejidas que cumplen con los estándares y certificaciones ambientales son más populares en el mercado. Estos productos suelen adoptar procesos y materiales más respetuosos con el medio ambiente durante su producción, por lo que sus precios pueden ser relativamente más altos.
5. Diferencias regionales: factores como el nivel de desarrollo económico, el poder adquisitivo de los consumidores y las políticas industriales en diferentes regiones también afectan el precio de las telas no tejidas. Generalmente, las regiones desarrolladas con mayor demanda de mercado pueden tener precios relativamente más altos, mientras que las regiones menos desarrolladas pueden tener precios relativamente más bajos debido a costos más bajos.
6. Políticas fiscales: las políticas fiscales gubernamentales también afectan el precio de las telas no tejidas. Por ejemplo, los incentivos fiscales para la producción o venta de telas no tejidas pueden reducir los costos de producción, influyendo así en los precios del mercado.

Tú dinos. Escuchamos.

 

Si quieres saber sobre los materiales crudos de pañales para bebés, pañales para adultos, toallas sanitarias, toallitas húmedas y otros productos de higiene, entonces puedes contactarnos a través del formulario a la derecha, o enviar un correo electrónico directamente a: jessica@juhuachuang.com. Si lo necesitas, tenemos muestras gratuitas disponibles.